Reseña #179: Invisibles, de Anabel Botella

20:14

¡Hola, viajeros y viajeras!


Hoy traigo la reseña de un libro al que tenía muchas ganas desde que Editorial Tinturas lo anunció. Se trata de "Invisibles", la última novela de Anabel Botella.


¡Mil gracias a la editorial por el ejemplar!

Sinopsis

Vicente y su hermana Clara son invisibles para la sociedad. Tras la pérdida de su madre, deben aprender a sobrevivir para permanecer juntos, mientras emprenden una búsqueda desesperada de la verdad sobre su pasado. 
El amor es una fuerza poderosa,pero ¿será suficiente para salvarlos? 
Invisibles es una novela desgarradora que nos muestra una visión en carne viva de la realidad que nos rodea e ignoramos. En un momento de creciente desigualdad, nos habla del racismo, la pobreza infantil y el clasismo. Un relato valiente y conmovedor que hará tambalear los cimientos de nuestro corazón. 
«Anabel Botella reflexiona sobre el lugar al que te pueden llevar las etiquetas, las malas decisiones y la casualidad cuando es nefasta con una obra maestra al más puro estilo de El niño con el pijama de rayas.»




Opinión personal
Anabel Botella se ha convertido en una autora de cabecera así que cuando me enteré que volvía a publicar con Editorial Tinturas y que la portada era tan bonita, no dude en leerlo. Me ha encantado salir del género romántico y adentrarme en esta historia con una gran carga emocional. Os cuento más a continuación.

Personajes
Vicente, protagonista masculino. Es un chico de diecisiete años con una fortaleza inmensa. Pasará por situaciones difíciles que afrontará con una entereza descomunal a pesar de ser tan joven.

Clara, protagonista femenino. Es una niña que transmite ternura e inocencia en cada página. No sabremos mucho de ella, en comparación con su hermano, pero los pedacitos que la autora nos regala hará que nos enamoremos de su personaje y de lo que transmite.



Narración
El libro cuenta con 334 páginas en formato papel, repartidas en 20 capítulos y distintas cartas que Clara le escribe al Ratoncito Pérez que aparecen al final de los capítulos. Estas me han parecido muy originales porque estaban escritas a mano por ambas partes, la de ella y la del Ratoncito contestándole.
Los capítulos tienen una extensión aproximada de 10-12 páginas y están narrados en tercera persona, lo que nos convierte en unos completos espectadores de la vida de ambos protagonistas, de como da un giro tan de golpe que hasta el propio lector siente vértigo.
En cuanto a la pluma de Anabel Botella, tengo que decir que sigue siendo tan espléndida como siempre. Es cierto que solo he leído dos novelas de las tantas que tiene, pero os aseguro que no hace falta leerlas todas para saber lo auténtica que es su forma de escribir. Transmite cada palabra y sentimiento en cada página, nos hace parte de la trama, sufriendo (en el caso de esta novela) con los protagonistas. Si todavía no habéis leído nada suyo, os la recomiendo encarecidamente. 

Trama
El comienzo de esta historia es muy duro puesto que nuestros protagonistas están en una situación difícil y dolorosa. La madre de Vicente y Clara está muy enferma y le faltan pocas horas para que dé su último aliento. Por un lado, Vicente sabe que su madre se irá tarde o temprano, mientras que Clara sigue pidiéndole al Ratoncito Pérez que su madre se cure y vuelvan a la casa que tenían antes. Todo muy triste, a decir verdad... 

Os pongo en situación. La vida de esta familia era bonita y tranquila, con sus más y sus menos, pero tenían una estabilidad. Vicente era una adolescente más y Clara estaba feliz de tener una familia. Y de repente, los padres se quedan sin trabajo y su situación comienza a complicarse. Más tarde el padre muere en un accidente y ella enferma de tal forma que no se puede hacer nada más que esperar a que toque la hora de marcharse. Una situación dificilísima, ¿verdad? Pero lo que más aterra es que a pesar de que es un libro, estas cosas pasan muy a menudo en la vida real. Personas que lo tienen todo y después no tienen nada. Es solo pensarlo y me estremezco...

Viviendo en una situación precaria, en una "casa" sin medios, con una madre enferma, un hijo tratando de buscar dinero, comida y otras cosas para sobrevivir y una hija muy pequeña, la vida no se lo pondrá nada fácil. Y es que una vez que la madre fallece, todo se complica más pues Vicente, siendo aún menor de edad, tendrá que hacerse cargo de su hermana para que los servicios sociales no la alejen de su lado. 

<<Clara llamó a su madre tantas veces aquella noche que perdió la cuenta. Y después de la lluvia llegó la nada. No había más palabras que decir. El último trueno se las había arrancado todas>>.

En primer lugar, me gustaría hablar de Vicente. Es un chico que pese a su corta edad, pasa por una serie de situaciones en las que cualquier otra persona hubiera enloquecido. La muerte de un padre en primer lugar, el cambio de domicilio, dejar los estudios, buscar algo de comer para su familia... Su personaje me ha dejado sin aliento  en las 334 páginas que tiene el libro porque aunque tiene sus debilidades, no puede permitirse flaquear por su hermana. Es fuerte, valiente, protector... Espectacular, sin más.

<<A él le costaba tirar de la cuerda, parecer que estaba bien cuando no era cierto, sonreír en vez de dejarse llevar por las lágrimas, tener una palabra de aliento (...)>>.

Él será el encargado de cuidar de Clara por encima de todo ya que es la única familia que le queda. Los dos pasarán por situaciones dificilísimas donde Vicente lo afrontará con responsabilidad y Clara con esa inocencia que la caracteriza. Tengo que reconocer que con cada página el corazón se me partía un poco más porque cuando ya creía que no podía pasar nada más porque ya era suficiente tanto dolor, la autora nos sorprendía con algo nuevo, complicándolo todo.

Y en medio de todos ese caos de vida, Vicente y Clara verán un rayito de luz. Algo que puede cambiar sus vidas para siempre pero que, por otra parte, se convertirá en algo inalcanzable. La autora tampoco nos lo podrá fácil en este sentido porque nos pondrá la miel en los labios para después seguir "haciéndonos daño" con las nuevas escenas.



Final
Los últimos capítulos del libro son un tanto agridulces. Vicente y Clara han pasado por mucho y si a ellos les costaba ver el final del túnel, a mí como lectora aún más. Lo que sí os puedo decir es que Anabel Botella le ha dado un final acorde con la historia, sin llegar a ser de color de rosa, pero tampoco de color negro como llevábamos viendo durante el libro. 

En definitiva, es una historia que me duró apenas dos días ya que se lee rapidísima, que tiene gran carga emocional y que trata temas duros pero reales y actuales como el racismo, la pobreza, los prejuicios, la pérdida, la familia... Si os gustan las historias que desgarran el corazón, no podéis dejar pasar esta.


<<"Invisibles" es una novela que desgarra el corazón en cada página. Una historia demoledora llena de dolor, sentimiento y prejuicios, pero también de valores. Imprescindible>>. 

Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios.
Un abrazo, 
Toñi

4 comentarios

  1. Me gusta como escribe la autora pero no se si este libro es para mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa! Conocía a la autora pero esta novela presicamente, no. Aún no he leído nada de ella y no me importaría probar con alguna de sus novelas pero no sé si este argumento me atrae lo suficiente, ya veré...
    ¡Besos desde Tiempo Libro!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por esta reseña 😍 un beso 😊

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía este libro y veo que trata tema si portantes, parece de las que te dejan huella. Gracias por descubrirmela.
    Besitos ^^

    ResponderEliminar

Popular Posts

Instagram @viajandoaotrosmundos

Reto Goodreads 2019

2019 Reading Challenge

2019 Reading Challenge
Toñi has read 6 books toward her goal of 80 books.
hide